LA FIGURA DEL/LA AMO/A DE CASA Y SUS REPERCUSIONES

La figura del/la amo/a de casa ha cambiado en los últimos años de un modo muy rápido. Haré una breve introducción acerca de las consecuencias que estos cambios han tenido, para después meterme en materia.

 

 

CONSECUENCIAS EN NIÑOS CRIADOS POR AMAS DE CASA O MUJERES CORAJE

El peso que supone el mantenimiento del hogar y el cuidado familiar ha recaído cuanto más en las mujeres.

Hasta hace unos años así era.

El resultado ha sido la crianza de hijos con repercusiones graves, especialmente para el género masculino. Y como consecuencia, para las mujeres de hoy.

 

Me anticipo y me reitero como hago en todos mis escritos en la afirmación de que no hay culpables, pero sí responsables de unas consecuencias no siempre beneficiosas.

ES NECESARIO APRENDER DE ESO. ¡AHORA!

 

Hablo de madres que NO DEJAN que sus hijos aprendan, de NIÑOS ADULTOS que con hijos, esposas o no, siguen ESPERANDO que las mujeres respondan por ellos en las situaciones de DEFENSA Y PROTECCIÓN que competen a la unión de la pareja y la familia.

Hablo de nueras y mujeres que son culpadas por su pareja masculina y su suegra, y se quejan de que son ellas las que han de defender el núcleo de la pareja porque el hombre no reacciona esperando que sea la madre la que se entrometa en todo.

El resultado: demasiados hombres criados única y mayoritariamente bajo la influencia supuestamente Yinn (femenina) de la mujer, en ausencia de la Yang (masculina) del hombre. Muchas mujeres solas cuidando y criando en casas y colegios, con demasiados hombres trabajando fuera de casa, cuando no, también ausentes en casa por el cansancio del trabajo. Especialmente niños varones criados solamente con la parte femenina en ausencia de la figura masculina ha generado hombres adultos que no saben enfrentarse a los conflictos ni ser asertivos, en detrimento de sus relaciones con mujeres que no sean sus madres. Ha generado hombres adultos cobardes (con perdón) que siguen esperando que sus madres o sus parejas les saquen las castañas del fuego.

Mujeres que han generado nuevos conflictos a los hijos y a sus nueras existentes o potencialmente existentes, madres que están demasiado metidas en la vida de sus hijos sin estos haber recibido el equilibrio de la figura masculina. Madres que se quejan de que sus hijos no colaboran, al tiempo que les planchan la ropa o les cocinan todas las comidas del día con 30 o 40 años. O que en la infancia de sus hijos les compraron demasiados videojuegos para tenerlos entretenidos para que a medida que crecen exigirles que colaboren y lleven la mitad del peso de un hogar cuando nunca han conocido ni tan sólo el hábito.

Recomiendo un libro para estos hombres si quieren curar su relación de pareja y con sus madres, y/o abrirse a conocer mujeres sin contemplarlas como madres. Supe de él a través de un compañero psicólogo:

«No More Mr. Nice Guy»

(«No más Mr. Buenazo». Edición en inglés. De Robert A. Glover)

 

No More Mr. Nice Guy (English Edition) de [Glover, Robert]

 

CONSECUENCIAS EN NIÑOS CRIADOS POR…¿?, ¿LA AUSENCIA? 

Pero con la incorporación al mundo laboral de la mujer, estas han continuado llevando un gran peso, añadido a las tareas domésticas y al cuidado de los hijos. Prácticamente el autocuidado se ha visto desplazado al extremo. Las consecuencias: hijos, niños y niñas con graves carencias afectivas de amor, dedicación y tiempo por parte de los padres, carga a unos abuelos agotados, y cuanto más, hijos sometidos al estrés de divorcios y separaciones INCITADOS por una sociedad que por otro lado no facilita la CONCILIACIÓN FAMILIAR. Y CUANDO ESTA GENERA TIEMPO PARA LA FAMILIA, SE HA ENCARGADO DE IDIOTIZAR ( A TRAVÉS DE COMIDA RÁPIDA, ARTÍCULOS RÁPIDOS Y PUBLICIDAD Y PROGRAMAS «BARATOS QUE SALEN CAROS») Y AGOTAR A UNOS PADRES QUE POCA ENERGÍA TIENEN NI PARA SÍ MISMOS.

El resultado es la ausencia, padres ausentes porque trabajan, padres ausentes porque están agotados. Por mucho que quieran estar con sus hijos o incluso aunque estén físicamente con ellos, los traumas familiares sin resolver a lo largo de las generaciones, los secretos de familia, la energía de los padres depositada en los conflictos ETERNOS SIN RESOLVER con sus propios padres, el agotamiento del trabajo… ha generado que los padres no tengan disposición energética para cuidar de sí mismos.

Ni nos planteemos que la tengan para sus hijos a lo largo de toda su vida.

UN HIJO ES PARA TODA LA VIDA, ALGO QUE VA MÁS ALLÁ DE ECHAR UN POLVO. EN NINGÚN LUGAR, ESTÁ ESCRITO O UNIFICADO A NIVEL MUNDIAL QUE LOS HIJOS DEJEN DE SER HIJOS AL ALCANZAR LA MAYORÍA DE EDAD. Otra cosas es que se les de la patada a los 18, que se les diera la patada rechazándoles a lo largo del coclo vital familiar, o negándolos incluso antes de que estos nacieran.

Un hijo necesita la nutrición de unos padres de por vida, y así, a su vez estos serán nutridos y también enseñados por los hijos. GUSTE O NO GUSTE. LO QUE SALIÓ DEL HOMBRE Y LA MUJER, ES LO QUE SALIÓ, Y YA NO SE PUEDE VOLVER ATRÁS.

Si muchos dedicaran más energía y tiempo a sí mismos, y a sus hijos en la infancia, tal vez estos estarían más sanos y preparados para desprenderse ellos solos antes de lo que los padres imaginan. Es ley de vida. Pero permanecer alejados y separados de los hijos genera traumas sin resolver que les afectará de por vida si no se trabaja, y cuanto no, el trabajar y curar las secuelas será un trabajo que dure TODA LA VIDA.

 

 

El problema que plantea la separación de hijos y padres, para agotar a los padres y lavar los cerebros al antojo de los gobiernos en dirección hacia los niños ya se hizo patente en la época de la Revolución Industrial.

 

 

CONSECUENCIAS DE NIÑOS CRIADOS POR…AMOS DE CASA

En este caso sucede lo contrario que en el primer caso.

Mujeres masculinizadas que asustan demasiado a hombres demasiado afeminados. Mujeres que no quieren saber nada de hombres, que viven solas, que crían hijos solas…

Tratándose de hombre o mujer, estar solo y vivir solo desde la toma de una decisión de amor, sabiduría conciencia y desapego es sano. Hacerlo desde el dolor, el trauma, el bloqueo, el odio y el resentimiento, ya no lo es. Y esto es lo más común.

 

CONTEXTO

El paro y las dificultades económicas que además han fomentado la enfermedad sin ninguna duda, han provocado cambios drásticos. El perfil de amo de casa es variado:

– Mujeres amas de casa de toda la vida

– Estudiantes que viven de alquiler

– Hombres cuyas esposas han fallecido o están fuera trabajando

– Mujeres con formación académica (o no) que permanecen en el hogar porque ellas están en paro y la pareja trabaja

– Solteros o personas que viven solas independientemente de su edad

– Parejas en paro (aunque estos muchas veces ni pueden pagar casa)

– Parejas que trabajan y llevan juntos el hogar

– Parejas de ancianos donde uno o ambos están enfermos

– Personal empleado del hogar

 

Smiling Group of Professionals

Miles de casos.

En cualquier caso, es necesario poner un caso práctico para que podamos comprender el peso de una persona que se encarga de todo. Y de la gran falta de conciencia que existe en general de todos, hacia aquellas personas que pasan POR EXPERIENCIAS QUE SÓLO ELLAS MISMAS PUEDAN COMPRENDER, Y QUE HASTA QUE NO SE VIVEN EN PROPIA CARNE SERÁ DIFÍCIL QUE SEAN ENTENDIDAS.

No sólo puede ser el llevar una casa, sino una enfermedad (que muchas veces es consecuencia de una labor de entrega total y altruista) coloca en una posición vulnerable a esas personas. Entregarse demasiado a los demás sin ser consciente de las limitaciones propias o sin estar preparado puede llegar a generar demasiado resentimiento, cuando no, cánceres de mama. Incluso en hombres.

Las mamas, dan la vida, la leche, alimentan a las crías. He ahí la simbología.

 

LA SOLUCIÓN ES SIEMPRE LA MISMA. REPARTIR TODO, TANTO EL TRABAJO, COMO LA CRIANZA DE HIJOS SI LOS HUBIERE, COMO LAS TAREAS DEL HOGAR.

Y ¿PORQUÉ NO?

REPARTIR LAS RECOMPENSAS, EL OCIO Y EL TIEMPO LIBRE.

 

No me gusta llamarlo «carga» o «peso» aunque lo sea en el fondo. Carga se entiende cuando alguien está responsabilizándose de más de lo que debe y puede. Si todos asumieran su parte, no podríamos denominarlo como «carga». Cuando me recuperaba de dos hernias discales, tras meses sin poder andar, noté el impacto que esas palabras generaban en mí y comencé a cambiar mis palabras y pensamientos con mucho esfuerzo.

Las palabras tienen poder y un fuerte impacto al pensarlas o decirlas. Piensa en esa palabra, y notarás cómo toda tu espalda junto con sus músculos y vértebras se tensa…Digamos «tarea» o «responsabilidad».

Bien, pongamos un caso típico, donde muchos se sentirán identificados.

No nos centremos ahora en si los personajes son hijos de una típica madre ama de casa. No. Centrémonos en cómo se siente la figura sobre la que recae el peso de las tareas de casa y la actitud que tienen el resto sobre ella, independientemente del sexo o género. Tengas la edad que tengas, sea cual sea tu raza, profesión o identidad sexual, probablemente te sientas identificado con alguno de ellos. Pondremos un caso extremo para poder extraer la mayor comprensión posible. Por desgracia muy común todavía…

Evidentemente hay familias donde hay un mayor equilibrio derivado de una mayor conciencia, y por tanto las tareas y el apoyo está mejor repartido.

 

justicia-nota-alarcon-muc3b1iz

 

Pero también tenemos otro caso, que es la persona que se ha entregado totalmente en el manejo del hogar y el descuido de uno mismo.

Ocuparse uno solo de todo resta de uno mismo. Si todos colaboran, todos pueden cuidarse.

En este caso, la persona no ha sabido poner límites, ha sido ignorante o ha tenido miedo para hacerlo. Y el resultado es una familia que no se compromete, porque en parte la madre, padre o persona sobre la que recae la carga del sostenimiento del hogar NUNCA PENSARON EN LAS REPERCUSIONES QUE ESO TENDRÍA.

Sería como SI UN GOBERNANTE enseñara inconscientemente a los miembros más ignorantes de la población a que POR OBLIGACIÓN ANTE LA ESCASEZ QUE SE LES OFRECE, deban robar, pelearse por migajas, sacar los puñales con sus semejantes que se hallan en la misma situación que ellos y a no defenderse de una POLITICA MAYORITARIA Y MAQUIAVÉLICAMENTE INCOMPETENTE. La misma que les enseña es la que después los castiga a base de cárceles, deshaucios, impuestos y un largo etc. Y muchos, se siguen acomodando porque, al menos tienen migajas. ¿Y el resto?

Veamos que podemos aprender todos de esto, para mejorar y aplicar mejores soluciones:

CASO: Ver enlace:

EL CASO DE LA CASA DE UNA AMA DE CASA

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

error: Content is protected !!