RESUMEN DE LOS CONFLICTOS MUNDIALES A LO LARGO DE LA HISTORIA, CONOCIDA Y NO CONOCIDA

Paciencia, esta entrada es larga.

 

Para los impacientes, RESUMO:

«Lo que es, será y fue.

Lo que fue, será y es.

Lo que será, fue y es».

 

 

CAUSA: IGNORANCIA

CONSECUENCIA: SUFRIMIENTO

SOLUCIÓN: AMOR

 

FIN

 



 

Para los más pacientes, os reto y AMPLÍO la explicación:

 

Líder de una parte, resentido hacia la falta de amor de su padre/madre/cuidador.

Líder de otra parte, resentido hacia la falta de amor de su padre/madre/cuidador.

Ambos, resentidos, luchan por un conflicto de poder. Creen que quieren fama, dinero, propiedades, poder, reconocimiento.

Pero no saben que buscan lo que les faltó en la infancia:

AMOR.

 

La lucha desencadena una guerra.

Ninguno da su brazo a torcer. Como tal vez los padres tampoco hicieron, o sencillamente lo dieron tanto que, no estaban presentes.

La posibilidad de dar el brazo a torcer…ambos lo interpretan como una vulnerabilidad.

Factor común: falta de tolerancia, respeto y comprensión.

Su resentimiento no expresado, reprimido y no resuelto hacia los padres provoca una guerra.

 

 

MUCHOS DE AQUELLOS CIUDADANOS LLENOS DE MIEDO: GOBERNANTES Y GOBERNADOS ESCUPEN VENENO CUANDO HABLAN. ESO SÓLO PASA CUANDO ALGUIEN NO HA SOLTADO SU RABIA.

 

SÓLO UN TRABAJO PROFUNDO DE CANALIZACIÓN DE LA RABIA, EL MIEDO Y LA TRISTEZA CONDUCE AL ENTENDIMIENTO, LA EVOLUCIÓN, LA COMPASIÓN Y EL PERDÓN CUANDO MÁS CONVIENE ESTAR SERENO.

 

 

TODO ELLO ES ESENCIAL PARA EVITAR LA APARICIÓN DE CONFLICTOS.

O, SI SURGEN, TENER LA ENTEREZA, SERENIDAD Y EMPATÍA SUFICIENTES COMO PARA QUE AMBAS PARTES TENGAN DISPOSICIÓN DE ENTENDERSE.

POR EL BIEN DE ELLAS, Y EL ORDEN MUNDIAL.

DE LO CONTRARIO…

 

ml_steve20cutts_01_700

 

Imaginemos a Manuel, el abuelo. Pasó una guerra. No importa cuál. Al final todas son iguales y se generan por lo mismo. El miedo y la lucha de poder, por falta de amor en su infancia.

Manuel trabajó duro toda su vida.

Su resentimiento no expresado, reprimido y no resuelto hacia quienes provocaron la guerra lo pagó golpeando a su esposa e hijos, por no golpear a su jefe.

Tenía que tragar para aguantar en su trabajo.

Y todos, tragaron y enfermaron con él poco a poco pero intensamente para poder sobrevivir con el dinero que este trataba de conseguir.

 

La desconexión progresiva del cuerpo surge ante la percepción de un alma que se siente encerrada en una situación esclava.

 

Esas desconexiones provocan una muerte lenta, conocida como las enfermedades degenerativas.

 

Ya existieron antes de que muchos decidieran ponerlas de moda o colocarlas en los medios.

 

Dicen que alguien así, como el abuelo bastante hizo para no provocar lo que sufrió de otros: otra guerra.



 

Luis es hijo de Manuel.

Manuel no quiso que su hijo sufriera.

Sintió que por eso le golpeaba.

Presupuso que la vida era mala siempre, porque no conoció otra cosa, y por otro lado aprovechó para desfogarse.

No estaba mal visto.

Luis cerró su corazón y no golpeó jamás a sus hijos.

Pasó un infierno en su hogar.

Le costó conseguir trabajo, pero al final pudo tener ingresos medianamente estables.

No estudió.

Su resentimiento no expresado, reprimido y no resuelto hacia su padre, le hizo crecerse cuando logró ingresos más estables que su padre.

También hizo algo que muchos hicieron.

Del mismo modo que hizo Manuel, y que hicieron los padres de los bandos políticos.

 

Y es traer hijos al mundo sin pensar, porque sí y por cumplir un sueño o una presión social, olvidando que un hijo precisa apoyo emocional de por vida.

 

Traer un alma a este nuestro mundo, no es algo que se pueda devolver ignorándole cuando no interesa o cuando se hace adulto; del mismo modo que aquél que encarga una prenda de ropa porque se encapricha y la devuelve porque, pasados unos días ya no le gusta.

 

Y Luis y los iguales de su generación, olvidaron que con un poco de atención, estos hijos podrían ayudarles a ellos como padres y como personas.

Ese resentimiento, le hizo olvidar por qué narices tuvo hijos, como en los otros casos, y pasó su vida infligiéndoles maltrato emocional, mental y energético.

Ese resentimiento, le hizo ambicionar más dinero, para gastarlo en más de lo que podía, creando falsas expectativas de comodidad en sus hijos.

 

Y así todos hicieron, junto con la burbuja inmobiliaria y el optimismo hipócrita de los bancos una red inmensa de pobreza, disfrazada de purpurina.

 

Dicen que alguien así bastante hace para no provocar lo que sufrió de otros: otro maltrato, pero con diferente máscara.

 



 

Sergio es hijo de Luis.

Sergio está harto de CONFIRMAR Y REAFIRMAR que ha trabajado duro como su padre y su abuelo, y no ha conseguido nada.

 

Aún  no ha aprendido a apartarse de ellos lo suficiente como para responsabilizarse de construir.

Tampoco merece ser juzgado, forma parte del aprendizaje para todos.

Pasarlo mal las veces que haga falta hasta espabilar.

 

La diferencia es que su padre y su abuelo trabajaron más y por más tiempo de forma oficial.

El trabajo de Sergio es extraoficial, IGNORADO por aquellos que no comprenden ni tienen ojos para sacarlos de su carril.

 

Su trabajo consiste en cuidarse el cuerpo y cuidar sus fuerzas energéticas que se ven mermadas por las generaciones anteriores (especialmente la precursora más directa) que machaca a Sergio y a su generación, alegando que por ser jóvenes no necesitan ayuda.

 

Además pasa el resto del tiempo trabajando todos aquellos bloqueos que le han ido pasando padres y abuelos que el cuerpo y la mente ya no son capaces de soportar.

 

Porque si no, no avanza en su vida para, fracaso tras fracaso, crear una barrera entre las generaciones anteriores para así generar una capa de fortaleza sobre la que, pese a vivir sin ayuda financiera ni apoyo moral, construir las bases de su éxito.

En otros países hay ayudas para jóvenes, pues estos serán los únicos que, con apoyo, puedan independizarse, liberarse de la carga del machaque, crear familias con conciencia y crear nuevos puestos de trabajo.

 

Sergio tiene formación académica, idiomas, don de gentes.

 

Al final se ha visto obligado a aceptar trabajos miserables.

Ha intentado independizarse en dos ocasiones.

 



 

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

 

Los trabajos precarios están destrozando su salud y se ha visto obligado en dos ocasiones a volver a casa de sus padres. Sus padres, en lugar de apoyarle, le recriminan más.

 

Le echan la culpa de que no tenga trabajo o de que los trabajos que consiga le hagan enfermar.

Sus padres sufren por ver a su hijo así, pero en lugar de expresarlo bien, lo pagan con quien menos culpa tiene.

Por no pagarlo con el jefe, por miedo a perder el trabajo. ¿Nos suena?

Pero por no perder un trabajo miserable que encima odian, pierden aquello que sí les correspondía y que tenía muchas más posibilidades de arreglo: las relaciones.

 

Sin recordar que, la generación de Manuel, se destrozó y por eso trató de ofrecer un mundo mejor fuera de casa, y un infierno dentro de casa a sus hijos, de la generación de Luis.

 

Sergio y tantos de su generación. Hartos de estudiar, de trabajar en condiciones infrahumanas, machacados por la clase política, por la sociedad, por la familia, por conocidos, y ahora encima por sus propios padres y por esta misma generación que, más acomodada que los abuelos, se confió y creó expectativas cual cuento de fantasía en la generación de jóvenes del ahora.

Los jóvenes hicimos caso a muchos que nos decían cómo funcionaba un mundo virtual con una base inexistente o débil.

Eso nos llevó a la ruina y a la rutina a muchos en casi todos los aspectos de nuestra vida. Somos reflejo de lo que nos enseñaron.

Y ahora encima nuestra generación tiene que soportar que nos ignoren, humillen, retiren ayudas porque no les gusta lo que ven.

¿Acaso no se gustan a sí mismos?

 

¿Con qué confianza podemos volver a seguir sus indicaciones, cuando antaño nos llevaron a la ruina por hacerles caso, y ahora se nos culpa a nosotros por todo aquello que no funciona?

¿Qué confianza se puede depositar en alguien o algo que nos ignora, humilla o machaca y no asume su PROPIA RESPONSABILIDAD, CUANDO NOSOTROS ESTAMOS YA PONIENDO EN MARCHA LA NUESTRA?

 

No os confundáis, este cuento no es un cuento, y si la Humanidad no cambia, valdrá para todas las etapas de la Historia y nuestro mundo.

 

Admiro a este artista ilustrador.

steve

 

Sergio siente culpa, y tras sentir culpa, pasa a sentir responsabilidad.

Desde que ha llegado, lo ha hecho lo mejor que ha podido y no hace sino seguir recibiendo más recriminaciones.

No ha viajado. No puede ir al cine. Caprichos impensables de los que muchos pretenderían hacerle sentir culpable.

Tiene novia, pero ni se plantean casarse. Ella desarrolló una enfermedad profesional, fruto de un sistema deshumanizado y salvajemente competitivo, aún por encima de la dignidad de las personas.

 

Enfermedad potenciada por las incesantes exigencias de la presión familiar desde la infancia y la sociedad que no hizo sino empeorar las cosas; tras unas expectativas pobres basadas en una generación de padres que no pasó por una guerra.

Imaginemos a su novia. Por supuesto sin apoyo ni ayudas. Necesitó aprender a golpes a no confiar en su generación predecesora, y a decir más veces «NO».

 

Sergio comienza a sentirse enfermo, pero más por la FALTA DE APOYO Y CONTINUAS RECRIMINACIONES, que por la precariedad laboral que dificulta tener horarios de sueño y comida estables y que son enfermedades en potencia. Que también. Ahora la guerra de los jóvenes es diferente.

 

¡¡SEGUIMOS TENIENDO UN HOLOCAUSTO MUNDIAL, PERO ES MÁS SILENCIOSO Y HA CAMBIADO DE FORMA!!

LOS CADÁVERES Y LAS FAMILIAS DESTROZADAS SON LAS MISMAS.

 

 

LAS LUCHAS DE PODER POR NIÑOS ENRABIETADOS QUE SIGUEN BUSCANDO A SUS PADRES MUERTOS (ENTERRADOS O EN VIDA) SON LAS MISMAS.

 

 

ESO SON LAS GUERRAS MUNDIALES.

 

MUCHOS SIGUEN MATÁNDOSE POR MIGAJAS.

 

MUCHOS TRATAN DE HUNDIR A AQUELLOS QUE, PESE A SER CONSCIENTES DE LA CARGA QUE OTROS LES HAN ECHADO ENCIMA, DEJAN DE CULPARLES Y SE RESPONSABILIZAN DE DESTRUIR LO QUE DESTRUYE, Y CONSTRUIR LO ÚNICO QUE NOS BENEFICIARÁ A TODOS A TRAVÉS DE UNAS RELACIONES Y PROFESIONES SANAS.

COMO SIEMPRE, TAMBIÉN HAY MUCHOS QUE TRABAJAN EN NOMBRE DEL AMOR VERDADERO Y LA LIBERTAD. EN ESO DEBEMOS FIJARNOS Y AVANZAR.

 

 

¿Y Sergio?

Ni plantearse gastar en nada. Porque poco entra. La ropa es un capricho, la comida, qué menos. Una casa, a este paso improbable, y si lo es, ¿de 30 metros y bajando?, y poca posibilidad de tener hijos, ¿sintiéndose enfermos…? Ni pensarlo.

 

Vidas enfermas sobran.

Vidas sin amor, ni os cuento.

 

Recriminados por padres y abuelos.

No es culpa de una generación de jóvenes si los padres y abuelos trajeron hijos a este mundo como capricho pasajero, sin conciencia y como blanco de descarga de sus traumas no sanados.

 

 

PERO LA RESPONSABILIDAD SIGUE ESTANDO EN TODOS.

 

Ahora queremos hacerlo bien, y NECESITAMOS QUE LOS QUE NO QUIERAN PROSPERAR AL MENOS NOS DEJÉIS EN PAZ A TODOS AQUELLOS QUE, JÓVENES O NO, ESTEMOS COMPROMETIDOS CON LA RESPONSABILIDAD DE CONSTRUIR, Y NO DESTROZAR MÁS.

 

Habrá jóvenes que no hagan nada y sean unos irresponsables, habrá padres y abuelos que realmente estén concienciados y construyendo.

Evidentemente, no puedo, debo ni deseo generalizar. Juzgaría injustamente como muchos nos hacen a nuestra generación de jóvenes.

 

EL QUE QUIERA AYUDAR BIENVENIDO SEA, EL QUE NO, SE LE PONDRÁ LÍMITES POR EL BIEN COMÚN.

 

NO ESTÁN LAS COSAS PARA PERDER TIEMPO, FUERZA, ENERGÍA NI SALUD. El kharma contribuye a equilibrar todo. Y los que fluyen con el dharma, tienden a ser ayudados en beneficio de un gran grupo.

 

Que muchos no esperen ser cuidados tras haber recriminado toda una vida a otros con la cantidad de trabajo que hay que hacer aún.

No es venganza, es una cuestión de higiene energética.

Un joven no podrá cuidar de sí mismo si junto con otros ha de ayudar a conformar una sociedad armoniosa PARA VIVIR DIGNAMENTE SÍ O SÍ, como para seguir cargando con las responsabilidades que muchos de sus predecesores SIGUEN SIN ASUMIR.

 

NO HAY EXCUSAS, POR MÁS EDAD QUE SE TENGA, SIEMPRE HAY QUE ESTAR DISPUESTO A APRENDER.

 

¿Cuántos casos de mujeres y hombres que no ponen límites a sus padres por miedo, alegando «Si total, mi padre o madre ya está mayor y no tardará en morirse, a estas alturas no vas a hacerles cambiar, para lo que les queda, cedemos nosotros»?

¿Y qué pasa?

Que el padre/abuelo o la madre/abuela no sólo no se muere, sino que en muchos casos tardan veinte o más años en morir, agotando las energías y los recursos físicos, mentales, emocionales, financieros y sociales de toda una familia (y una sociedad) llena de miedo que es incapaz de ponerles límites.

Incluso, muchos sobreviven a hijos porque estos se han degenerado hasta el alma por cuidarles, enganchados y esclavizados SIN VIDA.

Y los que no dan su brazo a torcer, capaces de ENTERRAR A LA FAMILIA siguen esperando que los demás tomen las responsabilidades que SÓLO A ELLOS CONCIERNEN.

 

LA MAYORÍA, UNOS Y OTROS SIGUE SIN APRENDER. AL FINAL, CONFLICTOS PUTREFACTOS UNOS SOBRE OTROS.

 

DE LA SOCIEDAD A LAS FAMILIAS, Y DE LAS FAMILIAS A LA SOCIEDAD.

 

AMBAS EMPANTANADAS, DESQUICIADAS, INTOXICADAS HASTA LAS CEJAS.

 

Lo lamento, esto no son palabras bonitas.

Son palabras cargadas con GOLPE DE EFECTO.

Las palabras bonitas no despiertan el respeto de los ignorantes.

 

Existe parte de una sociedad que ahora no hay por dónde cogerla.

Como para pedirle y exigirle a un joven que cuide de un padre/madre o abuelo/a, que por otro lado cruel y egoístamente dejan caer el peso muerto SIN RESPONSABILIDAD en todas las facetas posibles, exigiendo esto de los jóvenes o similares:

  • Que los cuiden día y noche, les llamen por teléfono y siempre sean ellos los que se muevan para atender a todos sus mayores (por supuesto, los jóvenes fueron traídos para cuidar de sus mayores o para hacerles compañía hasta la muerte)
  • Que ganen dinero y se hagan millonarios
  • Que tengan muchas propiedades
  • Que no se pongan enfermos
  • Que aguanten todo tipo de trabajos, hasta gratis
  • Que no se quejen
  • Que tengan hijos y se responsabilicen de ellos sin pedir ayuda
  • Que salgan adelante porque sólo enfermos y ancianos necesitan ayuda
  • Que se encarguen de las deudas de padres y abuelos, y además gestionen sus cuentas
  • Que se cuiden, pero si tienen que elegir, han de priorizar el cuidar de la familia, antes que de ellos mismos, de lo contrario, serán recriminados…

 

Insisto en que hay casos donde padres y abuelos más comprensivos ayudan, acogen e incluso APOYAN EMOCIONALMENTE SIN MACHACAR  a las generaciones más afectadas, tengan 20, 30, 50, o 60 años. Que también las hay.

 

La frase favorita de muchos es:

«no necesitan ser ayudados porque pueden buscarse la vida».

 

Yo si me ayudan económicamente o de cualquier otra manera a construir una sociedad que deje de estar estancada y desquiciada perdida, pues bien.

 

Pero si no, NO NECESITO A IRRESPONSABLES que hundan el trabajo constructivo.

 

POR MUCHO DOLOR Y ESFUERZO QUE ME SUPUSIERA, YO TOMÉ LAS RIENDAS DE MI VIDA, OBRÉ MILAGROS Y CONSEGUÍ COSAS QUE ANTAÑO NO CREÍA QUE PUDIERA LLEGAR A HACER.

SI YO PUEDO, LOS DEMÁS TAMBIÉN.

 

LA RESPONSABILIDAD NO MIRA LA EDAD, MIRA LA FORTALEZA DEL ALMA. NO ES APTA PARA ALMAS DÉBILES QUE DESEAN SEGUIR MIRANDO HACIA OTRO LADO.

 

QUE CADA UNO ACEPTE LO QUE HA HECHO MAL, USE SUS DONES PARA HACER EL BIEN, Y COMIENCE A RESPONSABILIZARSE DE SU VIDA.

 

Además de haber hecho lo mismo que sus padres y abuelos, la generación de Sergio trata de responsabilizarse, y lo único que reciben POR LO GENERAL son reproches y cargas, en lugar de apoyo, comprensión y compasión de las generaciones que les preceden.

 

Si se encuentran mal para sostener la situación de fomentar trabajos de mierda que roban la salud y rompen relaciones, poca fuerza quedará para tener y/o criar hijos.

 

Tal vez no estén dispuestos a tenerlos para luego maltratarlos, algo que ninguno de sus antecesores fue capaz de tener el valor de hacer o aprender.

 

Tal vez la generación de Sergio, sea mejor comprendida por la de Manuel que la de Luis, y no siempre.

 

¿Creen que personas como Sergio tendrán hijos para luego ir a pedir ayuda a los abuelos, a la generación de Luis, con los humos más altos? Si continuamente han reprochado a Sergio y a su generación, ¿dudan de que no reprocharán el tener que cuidar de los nietos mientras Sergio y sus colaterales vayan a trabajar?

 

Muchos piden nietos, pero no quieren cuidarlos. No comprenden. Por un lado presionan a los hijos como Sergio, sin entender que muchos, al no tener hijos, se están limitando a no generar más carga. A no generar más carga a nadie, incluidos ellos.

 

Muchos prefieren tener menos hijos (o no tenerlos) y educarlos bien, con amor y respeto, en lugar de repetir el patrón enfermizo de las generaciones de Luis, Manuel y los bandos creadores de guerra.

 

Hay demasiada gente inconsciente, desquiciada, involucionando y bajando.

En serio, no hace falta más.

 

Recuerdo mis tiempos de trabajo en hospitales.

Cuando alguien se ahoga, lo primero es quitarle el cigarro y luego ponerle el oxígeno a toda leche.

 

¿Qué sentido meter el cigarro por debajo de la mascarilla de oxígeno? Esto es lo que muchos pretenden y no se dan ni cuenta. De hecho, es lo que muchos hacen.

 

Muchos de la generación de Luis, elegirán matarse a trabajar o a exigir una pensión, para seguir derrochando e invirtiendo en el lugar y las personas equivocadas.

Esto no hará sino que desaparezcan trabajos de calidad y se fomenten trabajos de poca calidad.

 

Y de nuevo los jóvenes se verán forzados a coger la única oferta fácil y rápida que hay, por la única demanda que hay.

 

Trabajos ofertados involucionados en cantidad, en detrimento de los de calidad, que muchos ya han desaparecido. O en vías de desaparecer.

 

Son los que abogan por la CALIDAD, LA LIBERTAD Y EL AMOR POR EL TRABAJO Y LAS RELACIONES.

 

Tenemos generaciones que eligen la cantidad en lugar de la calidad.

Pero hay excepciones.

 

Muchos, de la generación que sean, son niños fácilmente manipulables por los medios, que tienen y crían más niños como churros sin consciencia y a los que enseñan a consumir para aliviar las penas; siendo capaces de matar hasta su madre por una hamburguesa, por ropa barata o de marca.

 

Ni los de arriba ni los de abajo jamás llenarán sus vacíos así:

 

satiricas-ilustraciones-steve-cutts-03

 

Muchos tienen sus pensiones.

Estos mismos recriminan a jóvenes por no hacerse un plan de pensiones, cuando ni siquiera ahora pueden acceder a un hogar.

No un hogar digno. Un hogar, a secas.

¿De verdad piensan muchos que si esto sigue así, podremos optar a una pensión, si ahora ni siquiera es accesible lo más básico que además se ha encarecido?

 

Esa es la mentalidad de mirar demasiado atrás o demasiado adelante. Y así pasa, muchos enfermos, estampados en su vida por no mirar lo que tienen delante.

Otros, estampados por no planificar nada.

 

Hay que mirar justo delante, de vez en cuando y al adelantar, mirar retrovisores. Y alguna vez, mirar lejos, pero no lo suficiente como para evitar estamparse con el camión que va delante.

Sergio, y muchos como él, están agotados y fatigados de que la generación de sus padres le desgaste.

 

En lugar de, como mínimo dejarlos en paz para que TENGAN LA OPORTUNIDAD DE, AL ESTAR MÁS PREPARADOS Y ALGUNOS CON MAYOR CONCIENCIA, ARREGLAR EL EMBOLAO QUE SE LLEVA SIGLOS CREANDO Y YA NO SE SOSTIENE.

 

¿Extraña que el cuerpo de muchos sea incapaz de concebir hijos?

Pero narices, ¿con qué fuerza, con qué apoyo, con qué espacio en este desquiciamiento extremo para al menos encontrar apoyo en sí mismos?

 

LA NATURALEZA ES MUY SABIA. DEMASIADOS HAN VENIDO YA LISTOS PARA INVOLUCIONAR.

 

Alguien como Sergio, o de su generación, cansado, puede acabar siendo un político en potencia, por imitación, que trate de acabar con todo, como hicieron los represores de su abuelo y generen una guerra, o bien, contribuya a hacerlo bien.

Al principio se sentía culpable tras la presión social y los continuos reproches de gente que no asumía su responsabilidad.

Ahora está tranquilo y sabe que está asumiendo su responsabilidad, independientemente de lo que haga el resto.

 

De vuelta al ciclo.

Y más guerra. O no…

 

De todos depende.

 

steve-cutts-09

O bien, trate de hacer una vida como mejor pueda, y desde ahí, seguir la cadena de «pagar la ira con el inocente y culpar al hijo que es el reflejo de los errores (y avances) de los padres», o bien, quitarse de encima todas las recriminaciones y errores del peso de generaciones anteriores.

Y desde ahí, haciendo oídos sordos a todo aquello destructivo que generaciones de padres y abuelos tengan que aportar y oídos abiertos a lo constructivo. Sólo así habrá posibilidades de crear una sociedad más armónica sin ser molestados. Y si es posible, ayudados.

A TODAS LAS GENERACIONES PREVIAS A LAS DE JÓVENES. SI NO TENÉIS NADA CONSTRUCTIVO QUE APORTAR, APARTAOS EN LUGAR DE SEGUIR RECRIMINANDO. SE OS PONDRÁ EL LÍMITE DESDE YA.

 

 

 

NOS HABÉIS DEJADO CLARO QUE ESA TÁCTICA DE ECHAR MIERDA SOBRE OTROS NO FUNCIONA. NO HABÉIS SABIDO GESTIONARLO. NO SOIS CULPABLES, PERO SÍ RESPONSABLES.

UNO NO PUEDE ENSEÑAR ALGO QUE NO TIENE.

POR TANTO, DEJADNOS TRABAJARNOS NUESTROS TRAUMAS TRANQUILOS, CONSECUENCIA DE LOS VUESTROS. DEJADNOS DESDE AHÍ EMPEZAR A CONSTRUIR ALGO QUE BENEFICIE A TODOS, INCLUIDOS VOSOTROS.

ACEPTAREMOS A TODO AQUEL QUE TENGA ALGO CONSTRUCTIVO QUE DECIR Y/O HACER, PERTENEZCA A LA GENERACIÓN QUE PERTENEZCA. PUES INDEPENDIENTEMENTE DE LA GENERALIDAD DE UNA GENERACIÓN, LOS BENEFACTORES Y REVOLUCIONARIOS PARA UN CAMBIO MEJOR, ESTÁN EN TODAS PARTES. ESTANDARIZAR NUNCA AYUDÓ, LO QUE AYUDÓ FUE INTERRELACIONAR.

NO CONFUNDAMOS.

DENTRO DE LOS LÍMITES DE LA TOLERANCIA, NO DEBERÁ SER TOLERADA CUALQUIER FORMA DE AVANCE LEJANO AL AMOR, AL RESPETO Y A LA COMPRENSIÓN. ANTE TODO FIRMEZA Y LÍMITES CUANDO LAS FORMAS MANIFESTADAS NO SE BASAN EN EL AMOR.

CUALQUIER EDAD, RAZA, CONDICIÓN, SEXO, GÉNERO, OFICIO, PROFESIÓN, DONES DEBE SER UTILIZADO PARA EL CONJUNTO, PARA BIEN COMÚN. NO PARA EL MAL.

 

Supuestamente todo el mundo lo hizo lo mejor que pudo, mejoró un poco con cada generación. Pero aún así fue insuficiente. El libre albedrío lo llaman, cuando todos creen estar destinados.

El destino es el camino y es aprender a amar. El libre albedrío, escoger hacerlo posible a cada instante y cambiar, o no hacerlo.

 

por-un-mundo-mejor

YO ELIJO HACERLO MEJOR. LO MEJOR QUE PUEDA.

EN ÚLTIMA INSTANCIA, SÓLO PUEDO RESPONSABILIZARME DE MÍ, Y COMO MUCHO, INFLUIR A QUE OTROS COMPRENDAN LA IMPORTANCIA DE HACER LO MISMO.

 

Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] RESUMEN DE LOS CONFLICTOS MUNDIALES A LO LARGO DE LA HISTORIA, CONOCIDA Y NO CONOCIDA […]

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

error: Content is protected !!