EL ORDEN FAMILIAR

En este mundo.

Todos somos hijos.

Muy pocos son padres.

Muy pocos son padres, aunque tengan hijos.

 

Lo que está claro es que muchos hijos con hijos, siguen siendo hijos y no saben ser padres, PORQUE SIGUEN CON LA MIRADA PUESTA, EN LOS BLOQUEOS CON SUS PADRES.

 

El equilibrio que guarda el Universo se traslada a todo.

 

Realmente, jamás deberemos hablar de jerarquías en cuanto a familias, en el sentido de considerarse superior a los hijos.

Conviene hablar y concebir mejor en términos de posicionamiento.

 

No me refiero a que unos sean más importantes o con más derechos que otros, o a que unos quiten autoridad a otros.

 

Hablo de roles y de respeto.

 

De comprender que la generación de padres y abuelos nació antes, y son ellos los que pueden enseñas a hijos y nietos el mundo que les están dejando.

Y si es posible, dejarlo en mejores condiciones de las que estaba cuando cada uno llegó.

 

Muchos hablan de respeto a su figura, pero destrozan el sistema que debería servir de ejemplo y base a las nuevas generaciones, que de nuevo, siguen pagando errores de hasta más de cuatro y cinco generaciones anteriores a ellos.

 

¿Por qué va a ser?

 

Lo mismo de siempre, ignorancia e incomprensión.

 

No negaré, que pese al contexto de cada uno, al final, UNO HA DE TOMAR LAS RIENDAS DE SU VIDA Y RESPONSABILIZARSE DE SU VIDA.

Pero esto no es igual de sencillo para aquellos que ven su vida bloqueada continuamente por sus familias, que aquellos que reciben apoyo desde pequeños. Es evidente que unos empiezan con ventaja, y otros con una clara desventaja.

Del mismo modo que un abuelo y un padre enseñan a los que vienen, estos también han de estar receptivos a ser humildes, y aceptar que bebés, niños, jóvenes, no nacidos…etc. también tengan mucho que enseñar y a recordarles muchas cosas que olvidaron al crecer.

Saber ocupar el rol de padre/madre o al menos trabajarlo y descubriendo en el día a día, implica haber aprendido primero a ser hijo y persona, algo que todos somos sí o sí.

De lo contrario, nos toparemos con eternas generaciones de hijos con hijos y nietos, que no saben ni dónde están, y que por tanto mucho menos estar receptivo a aprender a ser padre o abuelo.

 

Cada uno hace lo que puede, con lo que sabe. Cada generación está ligada a enseñar inexorablemente a la anterior, y viceversa, retroalimentándose.

 

Podríamos aprender con menos dolor del que nos estamos infligiendo. Pero todas las partes han de ser conscientes y querer. 

 

No nos confundamos, si a día de hoy el mundo funciona como funciona es porque a lo largo de nuestra Historia ha habido demasiada poca conciencia acerca de esto.

Y si estuvieron cerca de ser conscientes, bastaba que hubiese una manzana podrida incomprendida y falta de amor, explotando de rabia como para que contagiase al resto.

 

Es más fácil que una conciencia débil y un espíritu poco firme, se deje arrastrar más fácilmente por la rabia del abandono que por el amor.

 

 

school-1589323__340

Imaginad un maestro en una clase con alumnos de corta edad.

Ese maestro tuvo que ser alumno durante mucho tiempo antes de ocupar el lugar que ocupa, pero más que el tiempo, fue la conciencia de las cosas lo que lo colocó ahí.

Y en cierto modo, nunca dejó de ser alumno.

 

Del mismo modo, alguien que no ha sabido ser hijo, ni aprender de sus padres (o bien a palos, o bien a corazones), no está capacitado para enseñar a nadie como padre. Pues ni siquiera él sabe ser persona.

Imaginad que colocáramos en todos los centros educativos del mundo a alumnos que ni tan siquiera han logrado superar las lecciones, y tampoco ser capaces de recordarlas cuando el tiempo ha pasado y se suponía que las habían superado.

Hay demasiados maestros, demasiados hijos incompetentes que no contemplan la importancia de ni siquiera tratar de hacer de padres.

 

No les culpo.

Les responsabilizo, como yo hago conmigo a diario.

¿Pero quién soy yo para responsabilizarme de algo que abarque medio metro más allá físicamente de mí?

 

Como mucho puedo escribir esto, y cada cual que asimile esto como pueda.

 

Tantos traumas hay sin superar…de hijos que no han sabido ser hijos y ahora no saben ser padres, tienen hijos y continúan destrozando su vida, tal y como muchos padres les hicieron a ellos sin saber…

 

La generación de los abuelos es la generación de los abuelos.

La de los padres, de los padres.

La de los hijos, los hijos.

La de los nietos, los nietos.

Todo guarda un orden.

 

El Universo guarda un lugar para cada alma encarnada.

Para cada espíritu no encarnado.

Y eso requiere del máximo respeto y contemplación.

 

Nadie está desprovisto de su espacio. De su campo energético, emocional y mental. Más allá del físico.

 

Esto no es una cuestión física o mental de creencias, acerca de creer «si hay hueco para mí en este mundo o no», «en esta familia o no».

 

Siempre lo hay. Todos tenemos un espacio para nosotros.

RECORDAD BIEN ESTO. TODOS ESTAMOS AQUÍ Y AHORA.

 

Otra cosa es que la persona por experiencias dolorosas, llegue a creer en esto, u otros le hayan culpabilizado o manipulado tristemente para hacerle sentir así.

 

Cuando un padre y un hijo, crean la circunstancia de que el hijo desarrolle un trauma por diversas razones (forma de venir al mundo, árbol genealógico, evolución del alma, experiencias del ciclo vital, creencias en la crianza…etc.), el hijo queda estancado, bloqueado y gran parte de las veces, enrabietado perdido hacia el padre o madre.

 

Imaginemos que un hijo ya siente rabia porque sus padres le abandonan en la infancia por diversas razones, o mueren en una guerra y él se salva. O imaginad a una madre embarazada, cuyo médico le dice que guarde reposo por riesgo de aborto, y ella se marcha a trabajar para conseguir dinero.

No podemos culpar a la madre por tratar de buscar sustento, pero… ¿cómo os sentiríais vosotros si fuerais ese bebé y si a consecuencia de la falta de cuidados de vuestra madre, estáis a punto de morir los dos, o nacéis prematuros, con un montón de complicaciones…etc?

En este último caso, no lo dudéis.

Una madre que prioriza el trabajo y el dinero por encima de su salud y la de su bebé tendrá garantizada la rabia primaria inconsciente del hijo hacia ella, por haber puesto a ambos en peligro.

Descuidad, ese niño asociará trabajo y dinero a muerte y a falta de salud y amor.

Esa persona a medida que vaya creciendo tendrá garantizados bloqueos con el dinero, el trabajo o el amor. Y si los adquiere finalmente, será con muchísimo sufrimiento y dolor, salvo que se dé cuenta y se trabaje.

Incluso hasta sus propios padres, encima, es posible que le culpabilicen por no lograr dinero, por sufrir demasiado, por no tener amor, ni el trabajo ideal. O que no lo haga como ellos desean para él.

 

Su trauma de falta de amor, hará que su energía consciente o inconscientemente se deposite en los padres que no llegó a conocer. Porque tiene esa carencia.

 

Si no es consciente de esto, invertirá esa energía en ellos, en detrimento de sí mismo y de su autoconocimiento, y de los hijos que llegara a tener.

 

Y ALGO IMPORTANTE, ESTE HIJO PROYECTARÁ SUS CARENCIAS EN LA PAREJA, SI LA TIENE.

Y la pareja sentirá la carga que los padres no asumieron, porque estos ya tenían sus traumas y sus rabias sin resolver BLOQUEADAS Y ENGANCHADAS, dirigidas hacia sus propios y respectivos padres, y así, hacia atrás.

 

TENDRÁ AFINIDAD CON PAREJAS y situaciones QUE LE MUESTREN LO QUE SU ALMA AÚN NO HA RESUELTO.

 

ES UNA LÁSTIMA QUE HAYA PAREJAS QUE GUARDEN AMOR VERDADERO, Y POR NO SABER ESTO CREAN QUE SON INCOMPATIBLES Y TERMINEN POR CORTAR LA RELACIÓN.

 

SIN NECESIDAD DE QUE EL UNO AL OTRO SE HAGAN DAÑO DIRECTAMENTE. SENCILLAMENTE NACEN CON UN FANGO PROCEDENTE DE SUS PADRES Y LOS ERRORES , O APRENDIZAJES PENDIENTES DE SUS ÁRBOLES GENEALÓGICOS QUE NO LES DEJA VER Y CREEN QUE EL OTRO ESTÁ EMPANTANADO.

 

O QUE EL PROBLEMA ES DE ELLOS COMO PAREJA Y NO SIEMPRE ES ASÍ.

SÓLO SE USAN DE ESPEJO Y PODRÍAN VER QUE ENTRE ELLOS ESTÁN BIEN.

 

ME DIRÉIS:

«PERO SI DE VERDAD HAY AMOR, HARÁN LO POSIBLE MÁS ALLÁ DE LAS CAPAS Y SEGUIRÁN SIEMPRE JUNTOS».

Y YO DIGO QUE ASÍ ES.

 

A veces incluso no hay bloqueos con los padres, y el problema reside más en los miembros de la pareja por falta de trabajo interno en ambos o uno de los dos.

 

PERO TAMBIÉN DIGO QUE HAY CASOS EN QUE SUCEDE lo que comentaba al principio. La pareja proyecta sus bloqueos paternos y maternos esperando ayuda del otro, y es cuando la relación es interpretada como un fracaso que no puede ser arreglado.

Pero sí es posible.

 

ES CUANDO MUCHOS LO DEJAN Y ES UNA LÁSTIMA:

dont-give-up

 

HAY QUE ENTRENAR EL DISCERNIMIENTO Y LA INTUICIÓN PARA SABER SI ES ESO, O ES QUE TRAS QUITARSE CADA UNO LA MAYOR CANTIDAD DE CAPAS DE CONDICIONAMIENTO, LA RELACIÓN ES INCOMPATIBLE.

 

PERO VAMOS, YO CREO QUE EL ALMA EN SU ESTADO PURO, JAMÁS ES INCOMPATIBLE CON OTRA, PUES SU ESENCIA ES EL AMOR, Y MÁS SI EL HABER QUITADO TODAS LAS CAPAS LES DEJA VERLO.

 

CUANDO REALMENTE UNO SE QUITA TODAS LAS CAPAS ES CUANDO MUERE, Y CUANDO DECIDE LIBERARSE DE LA REENCARNACIÓN.

 

PERO EL MILAGRO SE DA, CUANDO EL HUMANO ENCARNADO EN LA TIERRA SE QUITA LA MAYOR CANTIDAD DE CAPAS POSIBLE (SALVO LA FÍSICA, SI NO NO PODRÍA VIVIR) PARA TRASCENDERLAS Y SER CAPAZ DE AMAR A CUALQUIER ALMA MÁS ALLÁ DE TODA CIRCUNSTANCIA O CONDICIONAMIENTO. Y ESTO PUEDE SUPONER PERMANECER JUNTO A OTRA, O SOLTARLA Y DEJAR IR AL OTRO POR AMOR COMÚN.

Y LO MISMO SUCEDE DE SU PAREJA (O QUIEN SEA) HACIA ELLA.

 

ESO ES MANIFESTAR LA DIVINIDAD QUE SOMOS.

 

RETOMANDO:

ES VITAL SABER QUE SON CAPAS QUE SE HAN DE IR COMPRENDIENDO, QUITANDO, LIBERANDO Y TRASCENDIENDO.

Y SI TRAS ESO, LAS ALMAS SE SEPARAN O DIVORCIAN, ENTONCES NO HABÍA AMOR VERDADERO, O NO ESTABAN PREPARADAS AÚN PARA VERLO.

 

MUCHOS SE SEPARAN Y NO DEBERÍAN. PERO TODO ES APRENDER.

 

MUCHOS ESTÁN JUNTOS, Y TAMPOCO DEBERÍAN. Y TAMBIÉN DEBEN APRENDER.

 

Como decía, el trauma de esta persona que nombraba (los padres que mueren por una guerra), si no logra trascender el sufrimiento generará traumas en sus hijos.

Por más tiempo que pase con ellos.

Una parte de él estará con sus padres que le dejaron huérfano. Y dejará un hueco, un vacío existencial.

Los hijos percibirán ese vacío y notarán (como sucedió a su padre) falta de amor, y focalizarán esa energía mirando al padre, en dirección a él, al hueco del padre, descuidando su propio hueco, y otro posible hueco para una pareja y unos hijos (o un trabajo, una ilusión o el dinero), y así sucesivamente.

 

Hasta que llegue alguien cuyo trauma se haya ido expandiendo brutalmente generación tras generación, y ese vacío haga que esa falta de amor, estanque su vida inconscientemente hasta el punto de sentirse bloqueado en todo. Y sienta que haga lo que haga, nada prospera en su vida.

 

Y sentirá que hasta sus propios hijos o colaterales (pareja, esposos, amigos, hermanos) repitan el mismo trauma o vacío que le transmitieron los padres.

 

Esa repetición incomprensible para muchos, es el alma pidiendo a gritos que se le preste atención, pues hay un trauma que sanar.

Y no es que haya que sanar a la familia.

 

Al final uno sólo puede ser responsable de uno.

 

El trauma fue el mismo para todos. Y si se sana el trauma de uno mismo que manifiesta problemas en el presente, muerto el perro, se acabó la rabia.

 

Si uno es capaz de conocer esto, de entender las circunstancias que marcaron su nacimiento, y los factores transmitidos a través del transgeneracional, y comprender de qué modo se le han repetido, marcándole el resto de su vida hasta ahora, podrá comprender.

Y ponerse a trabajar sobre ello.

 

Y sólo entonces, podrá retirar SU ENERGÍA de sus padres, curarla, colocarla en SÍ MISMO, y desde ahí plantearse ser el maestro y alumno que él mismo (y su nueva familia o proyectos) necesita, para que estos cambien la cadena familiar y tomen ejemplo.

 

Y tengan precaución de que eso siga siendo así, para evitar repetir el ciclo de energías y traumas desplazados generando un vacío interior y de estancamiento vital en todos los ámbitos a lo largo de las generaciones.

 

He oído decir a miembros de mi familia, y ajenos a mi familia directa decir «A mí lo que pase dentro de 100 años me da igual, mientras a mí no me pille…»

 

Igual que he escuchado a otros decir: «Siempre he intentado dejar el mundo lo mejor posible a los que vienen, que del modo en que estaba cuando yo llegué…»

 

Es…la condición humana…del proceso evolutivo natural…

 

Lo natural, tiende hacia el equilibrio y viceversa. Cuanto más alejados de ellos, más dolor, dificultades y resistencia habrá.

Eso es una pista. 

 

Si todo va recuperando el orden que le corresponde, de ese modo, todos podrán SENTIR que están en el lugar y la energía que les corresponde en el Universo al sentirse amados y valorados. Y eso debe sentirse y percibirse más allá de la mente, de las creencias y del condicionamiento.

 

SOLO ASÍ EL ALMA PODRÁ SENTIRSE LIBRE DENTRO DE LAS ATADURAS QUE SUPONE VIVIR EN  EL MUNDO FÍSICO, ANTES DE QUE EL ESPÍRITU PUEDA SENTIRSE COMPLETAMENTE LIBRE EN EL MUNDO ESPIRITUAL.

 

Comencemos a saber ser mejores hijos y mejores padres.

Podemos ser padres de un niño, o de un proyecto grandioso para nosotros.

 

Pasemos a observar a nuestros padres, y el modo en que vinimos para ver cómo nos condiciona.

 

Después, aprendamos a ser hijos en lo más importante, para luego saber guiarnos como padres, como maestros, a la vez que nunca dejamos de ser hijos y alumnos.

 

Un hijo precisa el máximo respeto y amor con el que a ti te gustaría, te gusta o te hubiese gustado ser tratado.

 

No se necesitan personas infantiles que traguen placer inmediato sin cuestionamiento.

 

Este mundo necesita almas maduras, frescas, despiertas, divertidas y sabias que se nutran las unas de los otras.

 

Y esto es algo que SÍ va más allá de un rol FAMILIAR, SOCIAL o una edad.

 

Muchos faltan el respeto a sus menores, por creerles imbéciles, inexpertos o idiotas por creer que son pequeños o jóvenes.

Otros faltan el respeto a sus mayores, por el mismo motivo.

Otros lo hacen con quienes consideran sus iguales.

Y otros, casi todos, se faltan el respeto a sí mismos.

Muchos hay que tienen hijos sin saber por qué o para qué.

Algunos menos hay que saben por qué y para qué tener hijos.

 

Un hijo puede ser muchas cosas.

Por hijo entiendo:

– Una persona

– Cualquier ser vivo

– Un proyecto

– Una relación personal o profesional

– Actividades de ayuda a otros

– Una gran invención que aporte mucho más al mundo que un niño malcriado (no es que ninguno tenga nada que enseñar, pero siempre será más beneficioso para todos un niño traído desde el amor antes que una invención diabólica, o una invención revolucionaria que transforme el mundo para bien, antes que un niño que sólo sepa destrozar)

– Cualquier tipo de mejora

– Lo que cada uno sea capaz de crear

– Arte en todas sus formas, el crear. TODOS SOMOS ARTISTAS Y CREADORES DE ALGO

pregnancy-2221960__340

 

NO HAY NADIE QUE NO SEA HIJO Y QUE NO CREE Y CRÍE HIJOS.

 

NADIE QUE NO SEA CAPAZ DE SER BUEN PADRE/MADRE DE SUS PROPIOS PROYECTOS DE VIDA. TODOS GUARDAMOS UN LUGAR ESPECIAL.

SENTÍOS ACOGIDOS, POR FAVOR.

 

SENTÍOS ACOGIDOS, POR FAVOR. SOIS MARAVILLOSOS.

 

¿SABÉIS YA LO MARAVILLOSOS QUE SOIS?

 

TODO ARTISTA (TODO SER VIVO) PUEDE CREAR (PENSAR) DESDE EL AMOR, O DESDE EL DOLOR.

CADA UNO ELIGE DESDE DÓNDE CREAR LO QUE CREA.

 

Yo trato de decantarme empezando por mí hacia el amor, aunque a veces me cueste, y luego ya se verá. Ayudo como muchos, a crear una semilla que alimente una gran familia, de personas, de proyectos, de relaciones…que pueda ser sembrada, alimentada y recolectada por todos.

 

FIRMADO:

Con cariño, el AMOR.

 

red-rose-2263646__340

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

error: Content is protected !!